png 20220920 225736 0000 - Ser una mujer de negocios en un mundo de hombres

Ser una mujer de negocios en un mundo de hombres

¿Tienes, o quieres tener un negocio propio?

Te ha pasado que eres la única mujer en una sala de reuniones

Mientras crecía no sentía que hubiese diferencia entre hombres y mujeres, crecí en familia matriarcal así que siempre vi a las mujeres de mi familia trabajar muy duro, y salir adelante.

 

Por eso fue fácil para mi tomar en camino que tome, mi madre siempre trabajo para otros y aprendí de ella la responsabilidad, pero también entendí que quería ser independiente, vi a mis tías hacer todo lo necesario para lograr lo que querían, y crecí entendiendo que debía trabajar tanto como ellas para lograr mis objetivos.

 

Yo inicie mi primer negocio a los 20 años, en ese proceso en algunas ocasiones conseguí trabajo y luego volvía a mi negocio, supongo que es porque lo que nos apasiona siempre nos llama. Además a veces me cansaba porque no había aprendido cosas que hoy se y me sentía agotada así que volvía a un trabajo que consideraba estable.

 

Pero a medida que mi negocio fue creciendo me encontraba en salas de reuniones donde yo era la única mujer,  mas de una vez parecían no escucharme era como si yo estaba ahí porque no había otra opción pero no era bienvenida, no era la contadora, administradora o la asesora me sentía como si fuese la secretaria o la asistente y hay cosas que no te dicen, cosas como:

 

Que si eres amable pueden confundirlo con coqueteo, sobre todo si eres soltera, por eso tienes que poner limites claros. ¿acaso una mujer no puede ser amable? Entonces cuando un hombre se insinúa y decimos no, somos difíciles de tratar, somos amargadas.

 

Tampoco nadie te dice que debes tener cuidado en como te vistes porque así como la amabilidad se confunde con insinuación, la vestimenta también, y aunque no sea justo, tampoco es mentira cual es el proceso de pensamiento del hombre latinoamericano.

 

Por otro lado, a las mujeres tampoco nos dicen que los hombres para muchas de sus reuniones de negocios, van por un trago donde tienen conversaciones para las que las mujeres no somos bienvenidas, ¿acaso una mujer no puede tomarse un trago y hablar de cualquier cosa? ¿Saben cuantos tratos cierran los hombres en esas reuniones, donde no estamos incluidas? Muchísimos y no somos participes de ellos.

 

Por otro lado esta el hecho de que si tienes un mal día o estas siendo exigente para que las cosas salgan de cierta forma, lo asocian a tus hormonas, como si no pudiésemos tener simplemente un mal día o tener mal humor, o ser exigentes con nuestro trabajo.

 

Incluso cuando inicie en las redes sociales, nuestras métricas muestran que tenemos mas aceptación en el publico femenino que en el masculino. Es mas común a ver a hombres en finanzas que a mujeres así que es mas difícil que acepten a una.

 

Y se los digo, esto no es una queja ni tampoco es hablar mal de los hombres, porque hay muchos hombres que me han apoyado en mi carrera, pero lo cierto es que no son la mayoría, estadísticamente hablando no hay igualdad cuando se trata de hacer negocios.

 

Quisiera ver mas mujeres en las salas de reuniones, y por eso creo que es tan importante que nos apoyemos unas a otras.

 

Hay muchas cosas que como mujeres no sabemos porque el mundo de los negocios en su mayoría es de  hombres, eso es un hecho, pero si puedo decirlos algo es que no teman mostrar fortaleza.

 

Hay una lineá delgada entre ser engreída y demostrarles que estoy ahí porque me necesitan, soy buena en lo que hago y no pueden tratarme como asistente o secretaria, entonces trata de no cruzar la lineá pero de demostrar que tu aporte es valioso como el de cualquier otro, también al paso del tiempo descubrí como ser amable y mantener la debida distancia, me gusta ser amable pero evito el contacto físico de ser posible, que se preste a malas interpretaciones, aunque aun puede pasar pero he aprendido a manejarlo.

 

Y por supuesto si se que los hombres con los que me voy a reunir son de tomarse un trago en algún local, prefiero proponer yo un restaurante donde se pueda dar la reunión y de esta forma será un entorno donde este cómoda, tengo cuidado de no tomar en exceso, yo no tengo porque seguirles el ritmo ya que no tengo nada que demostrar, y siempre trato de hablar con igualdad tocando temas que seas neutros, a mi me gusta saber de todo un poco: deportes, noticias y eso ayuda a que no sea una charla solo de hombres, ni solo de mujeres.

 

Se que cada día hay mas mujeres en las salas de reuniones pero yo no quiero que hayan solo mujeres, quiero que sea igualitario, ese es el verdadero feminismo para mi.

 

Por ahora, admiro a las mujeres que me inspiran y disfruto ser una mujer de negocios con o sin hombres en esos negocios.

Y sabes que, INTENTALO! por que no hay nada que de mas satisfacción.

1Comentario
  • RAQUELRHK
    Responder

    Muy buen post, felicitaciones, nos inspiras a las que estamos comenzando a hacerlo bien cada día porque demuestras que si se puede…

    septiembre 22, 2022 at 10:44 am

Publicar un comentario